Historia de Los Botines Charros y las Mejores Marcas | Caballo Bronco

Historia de Los Botines Charros y las Mejores Marcas

Los Botines Charros forman parte de la indumentaria del Charro Mexicano. Si bien, a lo largo de la historia las botas han acompañado al hombre en los trabajos del campo, ofreciéndole protección y comodidad, fue durante la época de la Colonia este tipo de calzado llegó a México como herencia de jinetes navarros y andaluces.

Los botines charros son reconocidos en el mundo entero porque forman parte de la indumentaria del emblemático traje de charro. Los auténticos botines charros se manufacturan casi en su totalidad con productos naturales, siendo el resorte y la tapa los únicos componentes sintéticos. En las décadas de los 40 y 50 del siglo pasado era común su uso para todas las ocasiones, incluso para vestir traje. En la ciudad se utilizaban los botines con cierre, mientras que para el campo y la charrería lo más común era usar los de resorte

La charrería se origino en las haciendas de los estados de Hidalgo, – cuna de la Charrería -, Puebla y Estado de México, extendiéndose más tarde por toda la Nueva España y floreciendo en el Virreinato de la Nueva Galicia, – actual Estado de Jalisco y sus alrededores.

Posteriormente y poco a poco la Charrería creció, al generalizarse el uso de los caballos entre los habitantes de nuestro país, donde los hacendados y sus servidores de confianza hacían gala de su pericia y destreza en el manejo de los animales, consumando útiles y valiosas maniobras con arrojo, valentía y pericia.

En 1880 la Charrería profesional tuvo su origen, fue entonces cuando apareció el famoso “Charro Ponciano” cuyas hazañas reconocemos por los corridos y canciones. Su nombre fue Ponciano Díaz, originario de la Hacienda de Atenco, en el Estado de Hidalgo – la primera ganadería que se estableció en América -, dio gran impulso e incremento a la Charrería, convirtiéndola en espectáculo de valentía y pericia digna de admirar. Combinaba la Charrería con la Tauromaquia, siendo así el primero en ejecutar la suerte de banderillas a caballo, inventada por Ignacio Gadea, otro charro mexicano, que perteneció al equipo de Don Ponciano Díaz, junto con Agustín y Vicente Oropeza, Celso González, Vicente Conde y Manuel González Aragón, pioneros de la Charrería actual con quienes partió a España en 1889, a dar una exhibición de Charrería y Toros al estilo mexicano.

 


Leave a comment

Please note, comments must be approved before they are published


Las Categorias

Caballo Bronco
Caballo Bronco
Caballo Bronco
Caballo Bronco
Caballo Bronco